¡Hola a todos, lectores! ¿Cómo estáis?
¡Qué poquito queda ya para empezar las clases! ¿Estáis nerviosos? Yo no quiero que se acabe el verano, pf... ¡Está siendo genial! ¿Y el vuestro? ¡Contadme!

Hoy os traigo la reseña de un libro que me has fascinado y que ya conoceréis todos seguramente: El nombre del viento, del maravilloso autor Patrick Rothfuss.


Título: El nombre del viento
Título original: The Name of the Wind
Autor: Patrick Rothfuss
Páginas: 872
Editorial: Plaza & Janés/Debolsillo
Precio: 9,95 (Debolsillo)/22,95 (Plaza & Janés)
Encuadernación: Tapa blanda y tapa dura
ISBN: 9788499082479

En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe; músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino. 

Ahora va a revelar la verdad sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando. 

«Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron.» 

«He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

 »Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.»

Por dónde empezar... Este libro es brutal, perfecto. Es el libro más extenso que he leído hasta ahora y me ha fascinado por todos los costados. De verdad, increíble, y ahora os explicaré porqué.

Primero, me gustaría hablar de la narración. La novela está narrada en tercera persona y en primera. Os preguntaréis: ¿cómo puede ser esto? Bien, nos encontramos con una tercera persona cuando nuestro protagonista, Kvothe, está en el, digamos, presente, hablando con los de la Roca de Guía (interludios) y con una primera persona cuando Kvothe cuenta la historia. Me ha parecido algo muy original.



Después, todos los personajes que aparecen me han fascinado. Aunque hayan aparecido dos veces en el transcurso del libro, los he conseguido conocer muy bien. El autor ha sabido narrar y describir perfectamente a todos y cada uno de ellos.

Kvothe (se pronuncia: cuouz) ha sido lo mejor de todo. Para mí es un héroe. Me ha encantado seguir su historia desde que era un niño y le ocurrían cosas terribles hasta el final del primer día. No se hace para nada acelerada su madurez y he podido disfrutar de cada momento y detalle al cien por cien. Desde siempre ha sido un chico muy inteligente y os dejará con la boca abierta en más de una ocasión. La agilidad que tiene a la hora de aprender cosas es impresionante.

"Pedirle a un músico que te deje coger su instrumento es como pedirle a un hombre que te deje besar a su esposa."

"Hay pocas cosas más repugnantes que la obediencia ciega."

"Pero a ella le faltaba tu fuego"

La lectura se hace muy amena y no paras de pasar páginas y más páginas (las casi novecientas que tiene). Es un no parar. Aunque no haya acción en ciertos momentos, lo que ocurre me ha parecido tan interesante y tan bien creado que las páginas se pasaban solas. Y bueno, que se intercalaran los interludios es un punto fuerte que te da más ganas de continuar leyendo.



He estado investigando sobre el autor y ha habido un hecho que me ha sorprendido muchísimo. ¡Y es que Rothfuss es autor novel! El nombre del viento es su primer libro y es perfecto (si no, rozando la perfección). Estoy deseando leer El temor de un hombre sabio, segunda parte de esta trilogía, la cual tiene nada más y nada menos que ¡mil doscientas páginas! Ese sí que será el libro más extenso que lea por ahora, jejeje.

Algo que me ha llamado mucho la atención ha sido el hecho de que el prólogo y el epílogo tuvieran el mismo nombre: Un silencio triple. Ambos perfectos, claro está. Pero, de los dos, el que más me ha gustado ha sido el epílogo. O sea, ese final ha sido de infarto. Pero no descubriréis qué pasa hasta que no lo leáis...

En resumen, El nombre del viento es uno de los mejores libros que he leído en mucho tiempo y va directo a mi lista de libros favoritos. Guau. Cuánta tensión, fuerza, acción, alegría y... tristeza. Estoy sin palabras. Debéis darle una oportunidad.


¡Muchas gracias por leerme! Espero que os haya gustado la reseña y que me digáis si os ha gustado si lo habéis leído o si le daréis una oportunidad, porque de verdad lo merece. Rothfuss se merece todos mis respetos.

¡Hey, lectores! ¿Qué tal?
Hoy os traigo la reseña del primer libro de la nueva saga de la famosísima Sarah J. Maas, la cual está rompiendo las listas literarias de Estados Unidos: Una corte de rosas y espinas. Maas se hizo famosa por la saga Trono de cristal, que sigue publicándose y que va a tener nada más y nada menos que de seis libros por el momento, igual que UCDRYE.


Título: Una corte de rosas y espinas
Título original: A court of thorns and roses
Autora: Sarah J. Maas
Nº de páginas: 456 págs. 
Precio: 16,95
Encuadernación: Tapa blanda 
Editorial: PLANETA (Cross books)
Lengua: CASTELLANO 
ISBN: 9788408155089


*En colaboración con la editorial

Feyre, una cazadora de diecinueve años, mata a un lobo en el bosque. Como consecuencia, una criatura monstruosa llega buscando venganza y la arrastra a una tierra encantada que solo conoce a través de las leyendas. Allí descubre que su captor no es un animal, sino Tamlin, uno de los letales fae. En su cautiverio, se dará cuenta de que lo que siente por él pasa de la fría hostilidad a una pasión que arderá a pesar de las advertencias que ha recibido.

Con Una corte de rosas y espinas tenía las expectativas altísimas, debido a que todo el mundo que lo había leído lo estaba poniendo por las nubes, como hacían con Trono de cristal. Y una vez más, ha alcanzado mis expectativas sin esforzarse en ello.

Yo no sé qué ocurre, pero últimamente, todos los libros que leo tienen momentos de infarto. En el caso de El nombre del viento, esto pasó al final para mí, pero en este, ocurrió al principio. Me ha encantado leer y sentir ese momento en el que la protagonista, Feyre, mataba al inmenso lobo. Está todo tan bien descrito que sientes que te encuentras en ese lugar, con ella, muerto de frío.

Al principio, no veía la trama muy clara ni sabía qué era lo que estaba ocurriendo. No le encontraba un razonamiento claro. Parecía que todo estuviera pasando para rellenar, no tenía sentido. Esto va mejorando, como no podía ser de otra manera, y sobre la mitad del libro empieza a mejorar estrepitosamente. Puede que hasta que lleguéis a ese punto se os haga la lectura un poco cuesta arriba, que es lo que me pasó a mí, pero de ninguna manera os disgustará. Quizá se os haga un poco lento, pero nada más. Sé que lo disfrutaréis.

“Pity those who don't feel anything at all.”

Feyre me ha parecido una protagonista muy fuerte que lucha por lo que quiere, a pesar de que han habido situaciones en las que no he terminado de comprenderla muy bien. Pero bueno, hay que tener en cuenta que la pobre lo está pasando mal y no empiezan a llegarle más que amenzas de seres superiores y de... Ella. Además, su deseo es volver a casa con su familia y no se lo ponen nada fácil...

La relación amorosa no me ha parecido muy creíble y creo que es porque sencillamente el amor que se nos presenta en este libro no es el que debe ser. Aparece un personaje cuyo nombre no os voy a revelar que a mí me ha encantado. Me ha parecido muchísimo más encantador que el primero del que ella se enamora. Queda dicho.

“I love you,’ he whispered, and kissed my brow. ‘Thorns and all.”

Quiero destacar el ambiente en el que se desarrolla esta historia. A mí me ha fascinado. Se reparten muy bien los territorios y cada uno sabe dónde tiene que ir y dónde no. Se dividen por cortes y los humanos están separados de los seres "mágicos". Aquí tenéis el mapa de la región:


Una cosa que también me ha llamado mucho la atención ha sido la pronunciación de los nombres. Son especiales y supongo que totalmente inventados por la autora, y ella les ha puesto una pronunciación en concreto, la cual se encuentra al final del libro. De todas maneras, os dejo aquí la guía de pronunciación para que la tengáis más a mano:

PERSONAJES: Alis: Alis, Amarantha: Amaranza, Feyre: Feyra, Lucien: Lushian, Rhysand: Riisand (Rhys: Riis), Tamlin: Tamlin

LUGARES: Prythian: Prai-ti-in, Hybern: Jaibern

OTROS: Attor: Attor, Suriel: Suriiil, Bogge: Bogui, Puca: Puka, Naga: Neigei, Calanmai: Ceileinmai 

En definitiva, leer Una corte de rosas y espinas ha sido una experiencia que sin duda repetiría. Tiene personajes mágicos (en todos los sentidos de la palabra), fuertes, astutos y una antagonista de mucho cuidado. Deberíais darle una oportunidad.


Espero que os haya gustado la reseña y... ¡nos leemos en la próxima entrada!
¡Y no os olvidéis de comentar en la entrada del Bufete de abogados! Me encantaría conocer vuestra opinión sobre la literatura tóxica.

Un abrazo,



La estantería de Jdo. Con la tecnología de Blogger.